fbpx

Kodo Constant-force Tourbillon de Grand Seiko

Este año, Grand Seiko presentó una pieza excepcional llamada Kodo Constant-force Tourbillon, se trata de un reloj con un movimiento que fusiona un tourbillon con un mecanismo de fuerza constante como unidad y en un sólo eje, una primicia en la historia de la relojería. 

Esta novedad fue presentada durante Watches and Wonders 2022 y se basa en un movimiento conceptual de 2020, el “T0 Constant-force Tourbillon”. A partir de dicho mecanismo, Grand Seiko rediseñó el movimiento para darle vida al Calibre 9ST1, el cual es más pequeño que su predecesor y con alta precisión durante más tiempo gracias al mecanismo de fuerza constante. Cabe señalar que desde el inicio del proyecto de Kodo hasta su realización se requirieron de diez años, siguiendo la idea de integrar un mecanismo de fuerza constante y un tourbillon como una unidad y en un sólo eje para ofrecer beneficios prácticos.

Los amantes de la mecánica podrán discernir con deleite que la integración de los dos mecanismos crea un efecto visual deslumbrante, por una parte, la jaula del tourbillon gira suavemente mientras el volante vibra constantemente a 8 pulsaciones por segundo, mientras que la jaula exterior de fuerza constante sigue su rotación a intervalos exactos de un segundo. Además, los sonidos del escape y del mecanismo de fuerza constante armonizan con este ritmo visual, pues se establecen en una nota de semicorchea gracias a la alta frecuencia del Calibre 9ST1.

En cuanto a sus funciones, presenta una subesfera a las 12 para las horas y los minutos, a las 8 un indicador de reserva de marcha (72 horas) y los segundos mediante un rubí que se encuentra en uno de los brazos de la jaula del mecanismo de fuerza constante. Cabe destacar que Calibre 9ST1 tiene espacio suficiente para que entre la luz, esto para revelar los acabados manuales de los componentes.

El Kodo Constant-force Tourbillon se ofrece en una caja de platino 950 y titanio, con cristal de zafiro en ambos lados y con una hermeticidad de 100 metros, lo cual es notable en una pieza de este tipo. Su diámetro es de 43.8 mm y tiene un grosor de sólo 12.9 mm. Se ajusta con precisión a la muñeca mediante una correa cuya superficie está pintada a mano con laca Urushi, además, se ofrece también con una correa de cocodrilo alternativa.

TE RECOMENDAMOS: Nuevo Grand Seiko Evolution 9 en Watches and Wonders

Kodo Constant-force Tourbillon de Grand Seiko
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin