fbpx

Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox

Jaeger-LeCoultre perpetúa su legado relojero con cada lanzamiento. En esta ocasión, y como homenaje a sus primeros relojes de buceo, la firma suiza introduce el Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox, una pieza excepcional que combina una estética elegante y deportiva con la complejidad técnica que imprime la Manufactura en cada una de sus creaciones. 

En 1959, Jaeger-LeCoultre presentó el movimiento Memovox automático, el cual ofrecía a los buceadores una alerta auditiva para indicar el momento de volver a la superficie, una solución totalmente innovadora en aquella época. Años después, en 1968, la firma permaneció en el sendero de la innovación con la presentación del Memovox Polaris, un modelo que integraba un bisel giratorio interno, alarma y un triple fondo que optimizó la transmisión del sonido. 

Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox.

El nuevo Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox, como mencionamos, le rinde homenaje a los primeros relojes de buceo de la firma; esta novedad cuenta con la normativa ISO 6425, es decir que dispone de los elementos necesarios que definen a un reloj de buceo. Su caja de 42 mm está hecha de acero inoxidable y es hermética hasta los 300 metros, además de compartir superficies pulidas y cepilladas, integra la configuración de triple corona de los relojes de buceo Memovox: la corona superior está destinada a controlar la alarma, la corona central hace lo propio con el bisel interno mientras que la corona inferior ajusta la hora. 

La banda de seguridad naranja indica que la corona no está completamente atornillada.

Cabe destacar que a diferencia de los relojes Memovox predecesores, que contaban con un fondo cerrado conectado al timbre, en este nuevo modelo se presenta el fondo abierto y resguardado por un cristal de zafiro, para apreciar el movimiento del martillo. Para lograr esto fue necesario rediseñar el mecanismo de sonería, uniendo el timbre al lateral de la caja. Sin embargo, cabe destacar que el sonido “campana escolar”, característico de la alarma del Memovox, continúa inalterado. 

La caja presenta fondo abierto.

En el interior del Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox se encuentra el calibre 956, la evolución de los incipientes movimientos con alarma automática de la Manufactura. Este mecanismo automático con independencia de 45 horas está ataviado con Côtes de Genève y otorga funciones de horas, minutos y segundos, así como fecha y alarma.  

Calibre 956.

Estas funciones se expresan armónicamente en una esfera gradiente azul, la cual destaca por sus acabados soleados, graneados y opalinos. Tanto las manecillas como los índices y números cuentan con SuperLumiNova; cabe señalar que la aguja segundera cuenta con dicho material luminiscente en la parte central, mientras que en la manecilla de los minutos se presenta en color diferente, esto para evitar confusiones durante la inmersión.

La aguja de los minutos se presenta con material luminiscente en diferente color.

La carátula muestra la fecha a través de una apertura a las 3 horas y su función de alarma mediante el disco central con índice triangular. Sobra añadir que esta nueva creación se complementa con un brazalete de acero en sintonía con la arquitectura de la caja.

El Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox cuenta con una hermeticidad de 30 metros.

TE RECOMENDAMOS: Jaeger-LeCoultre Reverso One: decididamente femenino

Jaeger-LeCoultre Polaris Mariner Memovox
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin