fbpx

Benedict Cumberbatch, en clase con Jaeger-LeCoultre

Benedict Cumberbatch en WatchTime México

Después de visitar la manufactura de Jaeger-LeCoultre en el Vallée de Joux, el siguiente paso lógico para Benedict Cumberbatch, actor británico y embajador de la marca, era adentrarse en el arte de la precisión de la maison.

Y es que, recientemente, el histrión disfrutó de una clase magistral privada de relojería en la boutique insignia de Jaeger-LeCoultre en Londres. De la mano del relojero Richard Phipps-Carter, quien labora con la marca desde hace 31 años, Cumberbatch conoció cada una de las rigurosas etapas de ensamblado y tuvo la oportunidad de intentar una parte del proceso por su cuenta.

El actor, quien regularmente porta en la muñeca modelos como el Polaris Memovox o el Master Ultra Thin Perpetual Enamel, expresó su admiración por los artesanos de la manufactura y se declaró maravillado por la dedicación y el trabajo meticuloso que Jaeger-LeCoultre imprime en cada creación.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Los rostros millennials de la relojería 

 

“Admiro a la gente que crea estos relojes”, dijo Cumberbatch. “He visitado la fábrica de Jaeger-LeCoultre en Suiza y ver su dedicación y meticulosidad es maravilloso”.

Cada reloj Jaeger-LeCoultre se diseña, produce y ensambla en la manufactura de Jaeger-LeCoultre que bordea las montañas suizas del Jura, hogar de 180 habilidades especializadas, 1250 calibres y 400 patentes. El sereno telón de fondo de las montañas del Jura ha otorgado a generaciones de relojeros la claridad mental para concebir posibilidades que otros nunca se han atrevido a imaginar, sin dejar de estar dedicados a la precisión del cronometraje, los detalles infinitesimales, la artesanía de primer nivel y la belleza pura en cada paso del camino.

“Antes de visitar la fábrica, no sabía realmente sobre los ateliers ni mucho sobre el Vallée de Joux. El valle es el hogar sagrado de la relojería suiza y un área de belleza verde natural virgen ”, dijo Cumberbatch. “No sabía lo manual, diestro y análogo que era el proceso, para ser honesto. Hasta cierto punto, la actuación requiere la misma dedicación y atención a los detalles. Estamos obligados a inventar y crear en diferentes niveles, pero la dedicación y el cuidado es el mismo ”.

Benedict Cumberbatch, en clase con Jaeger-LeCoultre
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin