fbpx
X

Recuperación compleja para el reloj de lujo

Por Manuel Palos

 

Difíciles mercados maduros, caída pronunciada del consumo del lujo en China y reestructuración del negocio con focos de crecimiento en Medio Oriente, Corea del Sur y algunos países como Dinamarca, Holanda, Austria o Canadá, que mostró un crecimiento espectacular, sobre todo en diciembre de 2016. Los datos registrados por la Federación de la Industria Relojera Suiza no dan lugar a dudas: el mundo del reloj mecánico vive un proceso de reestructuración liderado por los cambios en el consumo en China, Europa, Japón y Estados Unidos. En total las ventas globales cayeron cerca de un 10% en 2016 con recortes de hasta el 35% en Hong Kong o del 20% en Italia o Francia, según las estadísticas publicadas más recientes.

La organización suiza no explica el porqué del descenso, aunque publicaciones como The Economist o Forbes especulan con la transformación en el consumo chino, debido a las medidas políticas contra la corrupción impulsadas por las autoridades, y al cambio de preferencias en las nuevas generaciones, más proclives al gasto en relojes inteligentes. El anuncio del recorte de dos días en la próxima edición de Baselworld, una de las ferias más importantes del sector, se suma así a la sucesión de noticias que apuntan en la misma dirección: el mercado del reloj del lujo está cambiando y los nuevos centros de consumo parecen situarse más en Oriente Medio y apartarse de Asia, con un descenso generalizado en el volumen. Las marcas ultiman estrategias para afrontar el panorama más complejo desde la Gran Recesión de 2008-2009 y en chino –suele decirse– crisis significa, al mismo tiempo, riesgo y oportunidad.

 

Swiss Made

Recuperación compleja para el reloj de lujo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin