fbpx
X

Memento mori

La manufactura L’Epée 1839 lanzó recientemente su nueva escultura kinética “Requiem” en colaboración con el entusiasta del arte y la tecnología Kostas Metaxas. La escultura se inspira en el clásico género artístico del memento mori, en el que se representa un cráneo como símbolo de la fugacidad del tiempo y la futilidad de la vida humana en el arte pictórico y escultórico.

La escultura kinética es en realidad un reloj de mesa en forma de cráneo de 19 metros de altura y aproximadamente dos kilogramos de peso. Está fabricado en aluminio moldeado e incorpora dentro de sí el nuevo movimiento manual calibre 1853 HMD, desarrollado internamente por L’Epée, con una reserva de marcha de ocho días.

 

Captura de pantalla 2017-03-31 a las 18.18.18

 

Kostas Metaxas eligió colocar el mecanismo dentro del cráneo en el lugar que ocupa el cerebro humano, mientras los globos oculares revelan la hora a través de dos discos transparentes colocados en ellos.

La escultura está disponible en dos modelos: un cráneo negro con un movimiento de cobre chapado en oro, o un cráneo plateado de aluminio con un movimiento de paladio.

 

Captura de pantalla 2017-03-31 a las 18.20.31

 

La caja protectora formada por el cráneo alrededor del movimiento permite que sólo unos pocos reflejos de luz filtren a través de las aberturas: dos espadas cruzadas, símbolo de la marca, colocadas en las sienes, tales como aberturas en otro espacio temporal, sugieren las oscilaciones rítmicas del escape.

Requiem es una edición limitada de 50 piezas por cada uno de los modelos de cráneo.

 

Captura de pantalla 2017-03-31 a las 18.19.16

Memento mori
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin