fbpx
X

Victory Lane

En 1964, el memorable piloto y fabricante de autos de carreras Carroll Shelby le pidió a Peter Brock, uno de los mejores diseñadores de automóviles de todos los tiempos, que esbozara un modelo que se ajustara a las medidas del chasis del Cobra. Al lado de Ken Miles, su ingeniero de desarrollo, y el resto de su equipo, Brock puso manos a la obra en concebir y fabricar el auto de carreras más representativo de los Estados Unidos: el Shelby Cobra Daytona Coupe (CSX2299).

En solo 90 días, Brock y su equipo terminaron el nuevo Cobra Daytona Coupe, justo a tiempo para competir durante la temporada de verano de 1964. El modelo no solamente comprobó ser ágil y veloz sino, además, poseer una belleza inmaculada y una estabilidad insuperable, gracias a su moderna aerodinámica. Las líneas curvas de su cuerpo, el techo plano y su parte trasera cortada se convirtieron en causa de envidia y rivalidad sobre el asfalto.

 

1965-shelby-daytona-pete-brock-historic
Peter Brock, con el modelo Shelby Cobra Daytona Coupe.

 

Auspiciados por Shelby American, el Cobra Daytona Coupe consiguió el triunfo de su categoría en la prueba de Le Mans en 1964, la primera victoria de un auto estadunidense en dicha carrera de 24 horas. Durante la famosa Muslanne Straight, rompió el récord de velocidad al alcanzar las 196 mph (315 km/h). Al año siguiente, Shelby puso en la pista seis CSX2299 con los que conquistó las competencias de Sebring, Nürburgring y Le Mans, para culminar su gloria en Reims el 4 de julio de 1965, Día de Independencia de los Estados Unidos. A finales de la temporada, el coche impuso 25 récords mundiales de velocidad USAC/FIA en el salar de Bonneville, donde fue su última actuación en la pista de carreras.

 

Captura de pantalla 2017-01-25 a las 22.27.59

 

Cincuenta años después, Baume & Mercier invitó a Brock para diseñar un cronógrafo inspirado en su más bella creación. Así nació el Clifton Club Shelby Cobra Limited Edition, con una caja de 44 mm de diámetro hecha en titanio y acero inoxidable pulido. Diseñada por Brock, la esfera está dividida a la mitad con los tonos originales –una de color azul y otra de color plateado– de la parte trasera del Cobra Daytona Coupe.

Sobre ella, aparecen las manecillas cubiertas con SuperLumiNova C1 de emisión azul y el vívido segundero de cronógrafo, con el logotipo de la Cobra creado por Brock, mientras recorren los númerales arábigos para las horas y los minutos. Alrededor, los contadores horizontales del cronógrafo contrastan con la escala del taquímetro que inmortaliza el récord de velocidad de 196 mph.

Captura de pantalla 2017-01-25 a las 22.28.54

El Clifton Club Shelby Cobra Limited Edition está impulsado por el movimiento automático de manufactura suiza La Joux-Perrelet 8147-2, con función de cronógrafo flyback y una reserva de marcha de 42 horas. El cronógrafo se acciona con un solo apretón a través de dos botones, que constituyen una réplica exacta de los pedales del carro, colocados a cada lado de la corona. A cada lado de la caja del reloj, la insignia del poderoso motor Cobra 289 está grabada como tributo.

El fondo imita fielmente las llantas del Daytona Coupe, mientras una correa azul de piel de becerro, con estampado de apariencia similar a la de un neumático, presenta un revestimiento de piel de becerro similar al caucho negro y costura roja. Se entrega en un elegante empaque negro y plateado, que incluye un exclusivo modelo miniatura, en escala de 1:43, del Shelby Cobra Daytona Coupe, una tarjeta firmada por Peter Brock y un broche con la historia del Daytona Coupe como gesto de gratitud.

 

Captura de pantalla 2017-01-25 a las 22.44.43

 

 

 

Victory Lane
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin