fbpx

Magnífica caravana

Reconocida como la carrera de automóviles clásicos más difícil del mundo, el Rally Beijing-París contó con la participación de Chopard como patrocinador oficial del equipo austriaco del 12 de junio al 17 de julio del año en curso.

A bordo de un automóvil “American La France Tourer Speedster”, el piloto Ingo Strolz, junto a su copiloto y mecánico Werner Gasser, recorrieron un total de 13,695 km en 35 días, llevando en su muñeca un exclusivo reloj Mille Miglia GTS Chrono de Chopard.

Con el coche más antiguo en la competencia – tan solo 99 años de edad–, los conductores manejaron por once países, comenzando en la ciudad de Beijing, China, para atravesar Mongolia, sectores de Rusia, Bielorrusia, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Italia, Suiza y Francia hasta su arribo a la Place Vendôme, en París, el pasado 17 de julio.

 

El piloto Ingo con
El piloto Ingo Strolz con el reloj Mille Miglia GTS Chrono.

 

 

Magnífica caravana
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin