fbpx
X

Herencia naval

El Heritage Black Bay Bronze es un recordatorio de que Tudor sigue haciendo relojes técnica y estéticamente impecables.

 

Inspirado en la historia y la tradición de la marca, el Heritage Black Bay Bronze es un reloj de submarinismo con una caja de 43 mm de diámetro hecha con una aleación de alto rendimiento de aluminio y bronce con acabado pulido. La caja es un homenaje a los barcos antiguos y a la temprana era del buceo.

La esfera abombada contiene las peculiares agujas angulares tipo «snowflakes», las cuales provienen de los relojes Tudor regalados a la Marina francesa en la década de los setenta. El Heritage Black Bay Bronze está protegido por un resistente cristal de zafiro. Tiene una hermeticidad que soporta los 200 metros. La corona a rosca de bronce –conocida como Big Crown– es idéntica a la del Tudor Oyster Prince Submariner 7924, de 1958. Posee un bisel giratorio unidireccional de bronce con disco de aluminio anodizado en marrón mate.

 

Tudor-Black-Bay-Bronze-2

 

Fabricado por Tudor, el movimiento MT5601 tiene un diámetro ligeramente más grande y tiene una reserva de marcha de 70 horas. El movimiento oscila con una alternancia de 28,800 alternancias por hora (4 Hz) y está regulado por un volante de inercia variable con espiral de silicio. El movimiento está certificado por el COSC (Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres).

 

grid-m79250bm-0001-fb1

 

Por último, Tudor se inspiró en la historia de los relojes sin brazalete que envió a la Marina nacional en 1977. En esa ocasión, los marinos agregaron personalmente las correas a partir del material elástico de los paracaídas de rescate franceses. La correa del Heritage Black Bay Bronze está, entonces, fabricada con un tejido estilo Jacqard en beige y marrón, similar a la improvisada por los marinos franceses, con una hebilla de bronce al final. Existe una versión alterna con correa de cuero envejecido para quien la prefiera.

 

grid-m79250bm-0001

 

Herencia naval
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin