fbpx
X

Garantía extendida

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Rolex vive hoy una de sus mejores épocas. No hay duda en eso. Y es que la llegada de Jean-Frédérique Dufour ha inyectado nuevos bríos a la marca de relojería más icónica.

jean-frederic_dufour

A principios de mayo anunciaban (de manera oficial) el ingreso de su nuevo CEO, un hombre joven, con toda la energía del mundo y que, además, era ya conocido por su afabilidad y jovialidad cuando estuvo al frente de Zenith; y desde su nuevo rol, parece que la compañía ha entrado de lleno en una nueva época.

En nuestro país, por ejemplo, lo primero que percibimos fue una franca apertura y acercamiento con los medios locales, cuando presentaron, a finales del año pasado, su colección Cellini en el Museo Jumex de la Ciudad de México. Por supuesto, aún no era oficial su llegada, pero ya se rumoraba con fuerza y adquiría relevancia a nivel internacional. La característica hermeticidad de la firma parecía quedar atrás, y se vislumbraba ya un nuevo rostro más amigable. Después vino a México de la Iniciativa Artística para Mentores y Discípulos (Mentors & Protégés), decisión que confirmaba también la relevancia del mercado mexicano a los ojos de los directivos suizos.

Por otro lado, Rolex no sólo sigue teniendo una participación más activa que nunca en todos los deportes que patrocinan, sino que, además, ha decidido renovar sus dominios. A modo de ejemplo, la inversión en el nuevo edificio corporativo que abrirán en Dallas, Texas, una construcción de aproximadamente 13,000 metros cuadrados, y que alojará, entre otras cosas, el servicio posventa para sus clientes en esta parte del mundo. Este proyecto, diseñado por el arquitecto japonés Kengo Kuma, estará listo para finales de 2016.

No obstante, lo más relevante de lo que han anunciado recientemente es la medida de extender a cinco años su garantía, en lugar de los dos años que ofrecían. La política funciona de la siguiente manera: para los clientes que hayan adquirido un Rolex a partir del primero de julio, la garantía se extiende en automático hasta el último día de junio del año 2020. Para los relojes vendidos entre el 1º de julio de 2013 y el 30 de junio de este año, la garantía se extiende un año más, con lo que el cliente estará cubierto por un total de tres años.

Extender a cinco años la garantía establecerá nuevos retos de calidad para el segmento.

Rolex-Building-by-Kengo-Kuma_dezeen_468_0

Así es como se verá el nuevo edificio de Rolex en la ciudad de Dallas, Texas.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Garantía extendida
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin