fbpx
X

Cronógrafo forjado

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Quizá uno de los modelos más carismáticos de Bell & Ross, el nuevo BR-X1, presume una compleja caja realizada con materiales como titanio, cerámica y, por supuesto, carbón forjado.

Lo que nadie puede negar es que Bell & Ross es una marca que fascina por su identidad y porque resulta imposible no reconocerlos a simple vista. Son relojes a los que no les duele nada; auténticamente Swiss Made y hechos con los mejores acabados. Comandados por Carlos Rosillo, un hombre de temperamento, el éxito de la firma a nivel global es incuestionable. El modelo que presentamos aquí, el Bell & Ross BR-X1 Carbon Forge, es el protagonista actual de sus campañas mediáticas. Y lo es por obvias razones.

En primer lugar, es un ejemplar robusto, revelador y con la magia intrínseca de los BR-X1. Llama la atención, sobre todo, por su bisel, realizado en carbón forjado. Por supuesto, las medidas, de 45 milímetros de diámetro, corresponden con su aspecto aguerrido. Asimismo, la estructura de la caja, que incorpora también elementos en titanio o cerámica negra (como los pulsadores), son el contenedor perfecto para un robusto movimiento de cronógrafo de 30 minutos.

El fondo, en titanio con PVD, es muy especial. Una pequeña ventana nos ofrece una mirada a la oscilación del balance, que late a 28,800 alternancias por hora. Asimismo, al tratarse de una edición limitada, incluye grabado el número de la edición. En la parte inferior sobresalen los tres elementos que componen la estructura de la caja (titanio, cerámica y carbón forjado), así como las particularidades más generales del movimiento, a saber, que es de manufactura suiza, que es de cuerda automática y que ofrece una hermeticidad de hasta 100 metros. La carátula, esqueletada, ofrece pequeños atisbos del interior, donde se encuentra el calibre BR-CAL.313, presumiblemente un ETA 2894-2, con módulo Dubuis-Dépraz.

Al centro corren las manecillas de las horas y los minutos, y a las 3 el pequeño segundero, en tantoq que las funciones del cronógrafo se marcan claramente mediante las manecillas con punta roja, con los segundos al centro y los treinta minutos a las 9 horas. A las 6, aparece el fechador.

Bell & Ross BR-X1-Carbone-Forge-Grey-Bg

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Cronógrafo forjado
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin