fbpx

Complicación inaccesible

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Para el español Franc Vila, contar con un repetidor de minutos con tourbillon dentro de su colección no es cualquier cosa. Se trata, sin duda alguna, de uno de sus mejores ejemplares.

Sin duda, esta es una de las piezas más interesantes salidas del ingenio de Franc Vila. Bajo la flamante y casi alquímica denominación FVn Nº 3 Inaccessible Tourbillon Minute Repeater, se trata de un ejemplar que integra dos de las complicaciones más respetadas y difíciles de lograr en el mundo de la alta relojería: el tourbillon y la repetición de minutos.

Haciendo eco del modo relajado y a veces irreverente que caracteriza a Franc, no se trata de un repetidor cualquiera. Para empezar, el hecho de que se llame Inaccesible tiene que ver con el hecho de que no habrá una pieza idéntica a la otra. De acuerdo con el comunicado oficial, cada ejemplar será único en términos de diseño o incluso de composición.

La caja, por su parte, ha sido confeccionada en platino, un material costoso y elegante que, sin embargo, no es, en principio, apropiado para las sonerías. Franc Vila, sin embargo, ha logrado una pieza que, al integrar distintas aleaciones en los componentes relacionados con el sistema de la sonería, resulta bastante aceptable en términos de audición. Una medida arriesgada pero que rindió sus frutos.

También en la caja y el bisel encontramos elementos únicos y diferenciadores. Para no romper con la estética de su caja, Franc decidió integrar un sistema único para la activación de la sonería. En lugar de una corredera en el costado de la caja, la palanca de la sonería se aloja directamente sobre el bisel. Además, se señala heroicamente una resistencia al agua de hasta 100 metros. Para un ejemplar que no sólo integra la regular corona para el ajuste de la hora y la cuerda a las 3 horas, sino también un mecanismo de sonería acoplado al bisel, es algo que sorprende.

No hay demasiada información en relación con el calibre que se aloja en su interior. Los detalles que tenemos a la mano son su frecuencia, de 21,600 alternancias por hora, una nada despreciable reserva de marcha de 90 horas y 29 rubíes en su interior.

Finalmente, el cirstal es de zafiro con tratamiento antirreflejos por ambos lados, tanto por el frente como por el fondo, y la correa es de piel de cocodrilo negra.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Complicación inaccesible
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin