fbpx
X

Automáticamente deportivo

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Con un diseño impecable, un cronógrafo automático de 30 minutos y 60 horas de autonomía, el nuevo PRS 516 es ya un clásico entre los deportivos.

Esta nueva referencia, asignada bajo la nomenclatura PRS 516, demuestra no sólo que Tissot es una fantástica opción para quienes desean calidad a precios módicos, sino también para quienes en verdad aman el automovilismo.

De entrada, su diseño impecablemente automotriz lo hace competir de tú a tú con muchos grandes íconos de la relojería helvética: una correa perforada que se lleva todas las miradas, en combinación con un diseño de carátula muy bien equilibrado, así como elementos eminentemente deportivos como los pulsadores del cronógrafo en forma de pistón o el bisel de cerámica negra o de carbono, le dan una frescura muy particular. Además de estos elementos, que alternan con la decoración en forma de estrías de la carátula, al típico estilo Côtes de Genève, encontramos una combinación de tonalidades que van del negro profundo al gris y plateado de la carrura, la corona y los pulsadores, así como el toque rojo, discreto pero muy presente, que encontramos en las manecillas del cronógrafo, los pespuntes de la correa y los aros que circundan la periferia de los pulsadores.

La información no ofrece mayores dificultades. Al centro vemos las manecillas rectangulares que nos indican la hora y los minutos del tiempo regular. La larga manecilla roja al centro nos señala los segundos del cronógrafo. En las subesferas encontramos la información de los minutos del cronógrafo así como los pequeños segundos, composición establecida con un diseño bicompax claro y limpio. A las 6 horas encontramos el fechador y debajo del nombre del modelo podemos ver claramente especificado que se trata de un modelo de cuerda automática, una de sus características más sobresalientes.

No hay sorpresa alguna en la utilización del confiable calibre ETA A05.H31, que otras firmas del grupo integran también en sus colecciones, como Mido o Hamilton. Se trata de un movimiento de cuerda automática que garantiza una reserva de marcha de hasta 60 horas y que oscila a unas regulares 28,800 alternancias por hora.

La caja, de 45 milímetros de diámetro, está realizada en acero inoxidable, y ofrece una hermeticidad de 10 atmósferas (100 metros). El fondo abierto nos permite mirar libremente las oscilaciones del escape y del rotor, y el cristal de zafiro, para finalizar las prestaciones de este modelo, incluye tratamiento antirreflejos por ambos lados. En breve, tenemos un cronógrafo de excelentes prestaciones y calidad suiza que muchos encontrarán fascinante.

Tissot_PRS516_PR_Face

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Automáticamente deportivo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin